Los extintores son muy necesarios para combatir el fuego que comienza en una planta industrial, oficina o en casa, minimizan lo que puede ser un gran incendio, por eso es tan importante que siempre se puedan recargar, aquí les compartimos algunas de sus características:

Extintores de polvo: es uno de los más comunes en el mercado, porque combate fuegos originados en madera, cartón, plástico, aceite, gasolina, pintura, gases como el butano, propano o gas ciudad.

Extintores de C02: Son aptos para combatir combustibles sólidos, líquidos y gases. Debido a sus características es ideal para maquinaria delicada y equipamientos eléctricos. Aunque debido a que está compuesto por un elemento químico, es muy importante salir de inmediato cuando se ha controlado el fuego, para evitar una intoxicación.

Extintores para fuegos especiales : Este tipo de extintor está especializado para combatir fuegos originados por metales como el magnesio, sodio o el aluminio en polvo.

Extintores de agua: Es el ideal para combatir fuegos sólidos, originados por elementos como el plástico, madera, cartón, entre otros.

Aunque el extintor de agua es efectivo por su capacidad de absorber el calor, con lo cual reduce más rápidamente el fuego, es recomendable no usarlo en lugares donde haya electricidad, para evitar el riesgo de ser electrocutado.